Proyecto órgano centenario, día 0. Introducción.

Si es que basta que prepare algo que hacer ante la falta de cosas que subir y salen cosas de verdad hasta de debajo de las piedras.

Lo que hoy voy a comenzar a escribir será el primero de una serie de posts que escribiré a modo de diario o cuaderno de bitácora. Todo él girará en torno a una cosa: un órgano pequeño de iglesia de al menos dos siglos que se ha pasado al menos medio siglo soportando el sol y la lluvia, además de haber echo de cubil para algún que otro lagarto como el que se dejó ver cuando lo trajimos a casa.

Este será uno de los proyectos más alocados en los que me habré embarcado, además de ser el primero del que haré un seguimiento en mi blog.
Lo que vamos a hacer una persona anónima con experiencia en restauración de antigüedades y yo, con mi experiencia en reparaciones, con ese viejo órgano de iglesia; será restaurarlo y además que funcione y se pueda tocar. Ahora pondré unas fotos del trasto en cuestión y un vídeo en el que toco lo que se puede.


video
Suena bastante tétrico, muy peli de miedo antigua; para sonar necesita que estés pedaleando para meterle aire, las teclas destapan agujeritos, como si fuera una especie de flauta, y así es como suena,la verdad es que no tengo ni idea de tocar instrumentos, así que para mí SÍ es un descubrimiento.

Por hoy he terminado con el órgano, pienso fotografiar todo el proceso de restauración y rehabilitación del aparato, ya veremos como termina este berenjenal en el que me he metido voluntariamente, nos veremos en el próximo episodio del proyecto órgano centenario.

Sigo pintando...

Es verano, hace calor y todos estamos "asobinaos", así que seré breve, no hay historia no hay nada, solo una miniatura que me llevó pintar una calurosa tarde de asobine y pintura secándose muy rápido. A continuación, las fotos del resultado:









la última imagen es una frikada de nivel 10, ignorad al E.T de la esquina superior izquierda, su aparición fue accidental...

Hasta la próxima, volveré...

La lista negra.

Llegadas las vacaciones, me he visto que tengo un poco más de tiempo para dedicarle al blog,es bastante gracioso, porque quería hablar de cosas que me sacan de mis casillas, así que me he acostumbrado a llevar siempre un buen taco de Post-It encima para ir apuntando cosillas que me sacan de mis casillas para crear un post en el que hablara un poco de cada cosa a modo de lista negra. Pues bien, nunca me había arrepentido de conseguir tanto material de sobra, resulta que al apuntar todo lo que me desagrada en los Post-It, me he dado cuenta de que odio muchas cosas,más de lo que esperaba en un principio, y que además puedo hablar extensamente de cada una de las cosas, así que al final mi idea de hacer una lista negra se va a terminar convirtiendo en una especie de sección al más puro estilo del programa de Peter Griffin en Family Guy: "Cosas que me sacan de mis casillas".

Me despido con este mini-post avisando de que si para la próxima no se me ocurre nada, comenzaré con la sección de las cosas que me sacan de mis casillas, puede que empiece a hablar de los fumadores o de cosas de la televisión, así que estad atentos que muy pronto tendremos el siguiente post, y cuando digo muy pronto es un espacio de menos de 5 días, no como en TV, que muy pronto es igual a: vaya usted a saber...

Oh dios mio!!! Una reseña de anime!!!

Después de un largo tiempo tras aquella larga reseña tan negativa, hoy vengo algo más positivo, aunque he de reconocer que estaría siendo bastante generoso.Trataré de ser justo y franco.

El anime que hoy subo a la palestra es Air Master. Sumergirnos un poco en el contexto de la serie, es bastante simple: el lugar Japón, por supuesto, el momento nuestros días,supongo, el ambiente, jóvenes estudiantes y macarras.

La serie comienza con un flash forward que entenderás en el último capítulo de la serie, luego pasan el opening, un tema bastante cañero la verdad, y comienzan las cosas a tratarse desde el principio.

La historia
gira alrededor de una protagonista femenina, una pelirroja alta,corpulenta y tímida, se hace amiga de unas chicas que ocuparán "el importantísimo papel" de temer y velar por la vida de la protagonista, la cual es una ex gimnasta que le ha dado por luchar en impresionantes peleas callejeras, en las que cada macarra es un experto en determinada arte marcial, ejecutándo sus estilos de combate de forma tan eficiente que hacen a uno pensar que porqué no se ganan la vida en competiciones oficiales. ¿Ya esta? Pues si, básicamente a lo largo y ancho del anime todo son peleas y poco más, divididos en un par de capítulos en los que se va enfrentando a macarras/genios de las artes marciales, haciéndose amiga de unos y dejando en el fango de la derrota a otros también se presenta su archirival, que se encargará de ir detrás de la protagonista, otro par de episodios en los que lucha en un ring de lucha libre en los que se encuentra a una tía que le dura más de un capítulo y una temporada final en la que hay un ranking callejero, llevado por un tío misterioso con un ordenador portátil ,en el cual se van subiendo puestos luchando con los demás miembros del top 100 hasta vencer al primero en la lista para luego luchar contra el, supuestamente, hombre más fuerte del mundo. Todo esto con sus subtramas, su obligatorio episodio de fanservice sus historias secundarias y demás relleno que hacen larga una historia corta que bien pordría haber tenido 12 episodios... La historia no es muy original o innovadora, quitando el hecho de, que a pesar de ser un anime con luchadoras femeninas protagonistas, no haya ni la cuarta parte de fanservice que acostumbra el género, lo peor es que tampoco lo echas mucho de menos porque la verdad, son muy masculinas.

Por otro lado tenemos a los personajes, no los tocaré a todos por que los hay a raudales, pero si hablaré de los que más cabe destacar.

-Tenemos, en primer lugar a la protagonista, solía ser una hábil gimnasta, un día la cosa se torció, por motivos que no desvelaré, y le da por liarse a tortas con los macarras en la calle para sentirse bien, le mola dar y recibir tortas. Es la primera vez que veo una luchadora en anime que realmente parece una luchadora,con físico de luchadora y esas cosas.






-En segundo lugar tenemos a la del fanservice miembro de su grupito de amigas, ésta tiene un especial cariño por la protagonista, llegando a ser bastante lésbico, su papel en la obra es hacer botar sus enormes tetas, hacer babear a los tíos, llorar y desmayarse cuando ve a su amada luchando y estar continuamente buscando a la protagonista, ya que la prota acostumbra a ir a las batallas sin avisar a nadie.





-Este personaje solo voy a citar porque pertenece al grupito de amigas y porque quiero ser especialmente cruel con ella, sus funciones son, hacernos dudar de si es una chica humana, dar dolor de cabeza con su voz de vieja gritona, y hacer cosas muy raras, amén de que es horrenda.






-Terminando con el grupo de amigas de Air Master, tenemos a estas dos que son tan poco profundas como personajes, que hay que tratarlas como si de un pack indivisible se tratase, es inviable pensar en ellas como individuos, salvo cuando está cada una en su casa, solo sirven para sostener a la tetona cuando se desmaya y seguir a la enana anteriormente citada, que se supone que tiene algún tipo de percepción extra sensorial con la que suele seguir el rastro de la protagonista.





-Por ultimo también habría que destacar el papel de su rival, en el anime existen dos tipos de rivales del protagonista, el tipo Gary Oak, siempre un paso por delante de Ash, haciendo que éste haga por superarse a sí mismo o el tipo Vegeta, que siempre está pisando la estela del protagonista, eterno segundo que sorprendentemente conserva su orgullo intacto, pues bien, ella es una Vegeta.



En conclusión nos quedamos con un anime de 27 episodios que ni pincha ni corta, no sorprende, no es novedoso y no aporta nada nuevo al concepto de animes de peleas callejeras, no obstante, no merece muchas de las puntuaciones tan negativas que le han dado porque a pesar no ser demasiado novedosa ni original tiene su punto, tiene sus personajes, sus gags y espectaculares batallas, y eso tiene mucho mérito, porque seguirle el tirón a un anime tan poco original los 27 episodios puede ser por dos razones; o bien porque tiene algo especial, o bien porque tienes un poco la esperanza de que suceda algo que haga que se te vuele la peluca, cosa que os adelanto que no sucederá.
La serie no es mala, tampoco lo mejor que ha parido madre, es comestible y pasa por el aro así que no llega a ser anodina salvo por lo pesadas que pueden llegar a ser en ocasiones la enana o la pechugona que he citado.

En fin, pasemos al juicio final.

(+)Razones para verlo:
si buscáis un anime para ver combates basados en artes marciales reales, chicas de instituto peleando sin ver apenas ecchi o fanservice, esta es tu serie, no os dará ni más ni menos de lo que he dicho.

(-)Razones para no verla:
por otro lado, es posible que usted sea un espectador selecto o no cuenta con tiempo para ver algo que realmente no va a causar una impresión realmente especial, por lo que este anime sería una absoluta pérdida de tiempo, la historia es más o menos original, pero no os dejéis engañar, es un compendio de tópicos típicos de los animes de peleas callejeras con chicas luchadoras pero sin tanta perversión así que si esperáis el efecto Rumble Roses abandonad toda esperanza. Además de eso tiene muchos puntos flacos importantes, los personajes más importantes que el protagonista no son para nada importantes, cuando terminas el anime es como si hubieran sido el aperitivo de la protagonista a su única y más importante batalla final contra el hombre más fuerte del mundo.

Mi nota final para este anime es de 5 sobre 10, porque simplemente cumple muy escuetamente lo que promete, entra en la media, pero no llega a ser malo, lo cual me hace replantear mi nota en la anterior crítica

De momento me despido, no sin antes dejándoos a solas con el opening y el ending de la serie, que están bastante bien.