Días de lluvia...

Odio esas asas en las
que solo te cabe un dedo...
Hoy cuando me desperté, lo hice dando gracias a que hoy no tendría que salir de la cama hasta que quisiera, y es que hoy me he despertado con el ruido de la lluvia.
He preferido guardar la entrada que tenía para hoy, porque lo cierto es que estaba protagonizada por mis figuras, otra vez, y no me gusta parecer monotemático o repetitivo, aún sabiendo que es el tema que va  a predominar esta temporada del blog, ya que es de lo que más tengo guardado en la recámara además de reseñas de series. 
Lo que en realidad me ha hecho cambiar de idea ha sido la lluvia...


La lluvia es para mí como los vídeos de gente dándose hostias o tropezando; solo me gusta cuando no estoy en ello. 
El mundo es diferente mientras llueve, las calles están más limpias, la gente camina pegada a las paredes, otros avanzan cabizbajos bajo su paraguas, algunos se detienen bajo un toldo para esperar a que aligere la lluvia, otros van dando saltitos para evitar los charcos... Cuando veo todo esto desde mi ventana, miro el mundo desde arriba, a cubierto, mientras me burlo de aquellos desafortunados que tienen que estar ahí.

El día es gris, oscuro y frío, saco el pijama y los calcetines de lana; esta atmósfera me ha succionado las ganas de hacer nada.
El día es gris y oscuro y yo me siento con un café calentito delante de mi ordenador para escribir algo sobre la lluvia, para que el resultado acabe por no gustarme; y es que, a veces, lo que creo que es la llamada de mi musa, tan solo son ganas de sentarme frente a un documento en blanco de word, no pensar en nada y limpiar mi cerebro mientras la lluvia limpia las calles.





¡¡Hasta la semana que viene!!

6 comentarios:

Llovizna dijo...

Yo también opino igual la lluvia es genial siempre y cuando no tienes que salir... Adoro quedarme en mi camita con mi manta y mi perra en la barriga mientras leo y llueve*^*!!!

Aunque ahora desde que tengo el pelo con un falso alisado le tengo cada día menos miedo a la lluvia xD

Naota Nandaba Kasugano dijo...

-Llovizna: calla calla, que cuanto más oigo de estar en la cama, menos ganas me da de hacer nada.

Cicely dijo...

Qué poético te pones... Envidia es lo que le das a Bécquer, madre mía... xD

La petarda de la Lloviz... nombra a su perra cada vez que puede... Endevé.

Yo también adoro los días de lluvia en mi sofá, con mi mantita y viendo pelis... *_*

Naota Nandaba Kasugano dijo...

-Cicely: sabes que luego se me sube a la cabeza y me pongo insoportable y me pongo peor que Arturo Perez Reverte...

Maite Epic dijo...

Precioso >.<
Aunque he de admitir que cuando no hace demasiado frío, en las tormentas de primavera (las cuales descubrí como tales en Madrid), me encanta irme a pasear bajo la lluvia, de noche, sin paraguas. Sentir que las gotas que me caen encima hacen desaparecer el mundo, oír como las mismas se lanzan al suelo con fuerza, tirar una hoja de árbol a cualquier corriente que se haya formado en una calle...

Nay dijo...

Me encanta la lluvia, estando bajo o ella o sólo observando de un lugar seguro. Claro que la detesto cuando llega en épocas que no debería aparecer ¬¬

Si llueve me molesta cuando la gran mayoría usa paraguas y caminan por las calles golpeando a todo el mundo... prefiero andar sin ellos y sentirme igual de escurridiza que una moto en las calles atochadas de autos; ahí también se siente una cierta superioridad ^^

Nay Out!