El síndrome del falso deber asumido...

Hace unos días, en un episodio de Sayonara Zetsubou Sensei, vi una escena con la que me sentí identificadísimo y que ha hecho que esta semana tenga algo que publicar, aquí os lo dejo, tenéis que verlo para entender lo que me pasa a mi con este blog últimamente...

Los seres humanos somos muy raros, y al menos por lo que a mi respecta,cuantas más cosas tengo que hacer, más me auto impongo y menos llevo a cabo, es muy curioso como he hecho de mi blog una obligación semanal aún sabiendo que nadie me espera con impaciencia y que si una semana falto, nadie lo echará de menos...


2 comentarios:

Nerea dijo...

Bueno, piensa que siempre hay alguien que lee tu blog y espera una entrada nueva cada día/semana, aunque no te lo diga ;)

Un abrazo ^^

La ladrona de sueños rotos dijo...

Vaya, otra cosa en la que te pareces a mí. Sí, lo sé, es deprimente abrir tu blog y ver que el número de comentarios no ha variado, la cifra de visitas es idéntica a la de ayer y la de la semana pasada quitando la cantidad de veces que uno entra a su propio blog, y que tus seguidores (que al final resulta que no te leen) siguen siendo los mismos.

PEEEERO algo te empuja a seguir escribiendo, en mi opinión no es el sentido del deber, sino esperanza, la idea de que a lo mejor se da el día en el que tengas un seguidor más, o la semana en la que los comentarios suban como la espuma. Por supuesto nunca sabes cuándo llegará ese momento.

Cariñosamente,
tu eterna perseguidora